Skip to content

Análisis: La cebada surge como oportunidad para este invierno

“La gente ha sembrado los cultivos forrajeros que ha podido y el trigo que ha podido, pero en gran medida el cultivo se ha pasado de fecha por culpa de las lluvias intermitentes y veremos cómo desciende su superficie”. El análisis lo hace César Álvarez, responsable en Oleokelsa, en relación a la mitad norte de España, aunque bien podríamos aplicarlo al conjunto de la península.

El precio ha bajado en los últimos tiempos, pero ahora se muestra estable en líneas generales, quizá con el trigo algo más ‘animado’ que la cebada.

¿Se siembran forrajes?

En relación con los cultivos forrajeros pesan mucho la escasez de semilla y su precio. También el precio que el agricultor espera obtener. La cotización de la alfalfa ha bajado de precio en las últimas semanas, pero hay que tener en cuenta que la paja tiene un precio elevado, en torno a los 155 euros por tonelada.

Para el representante de Oleokelsa, se puede contar con que el precio del forraje siempre se mueva entre el precio de la alfalfa y ese ‘suelo’ que marca el de la paja, que hoy por hoy es elevado.

Otros cultivos

En la cuenca del Duero se ha reducido la superficie de colza por culpa de unas lluvias que no llegaron a tiempo para el secano. Lo nacido, tanto en secano como en regadío, está bien implantado.

Vuelve a entrar en la rueda un cultivo tan importante como el de la adormidera. También opciones como la camelina, que ya está sembrada, y que se suma al ramillete de producciones dirigidas a obtener un combustible con baja huella de carbono, como la carinata, de la que se siguen haciendo pruebas en diferentes parcelas de Castilla y León

Al mismo tiempo, el girasol se puede mantener, dadas sus ventajas agronómicas “y aun teniendo en cuenta los precios de venta que se dan hoy en día”, subraya César Álvarez.

La cebada sigue siendo la incógnita, dado que sus diferentes variedades permiten su siembra hasta enero e incluso hasta febrero.

Volver arriba